Cómo compartir una conexión móvil 3G con otras personas

Cómo compartir una conexión móvil 3G con otras personas

Share a mobile 3G connection with others

Cuando está en una reunión o esperando en la sala de espera del aeropuerto, tiene sentido poder compartir una misma conexión 3G con su iPhone, iPad, un smartphone y el portátil al mismo tiempo. No resulta difícil, especialmente si utiliza el Mini 3G USB Router de D-Link (DWR-510), que se inserta en su portátil para conectarse a la red de datos 3G y comparte esta conexión generando una red WiFi rápida y segura.

Uso como llave 3G

Este router USB 3G Mini, con el aspecto de una llave 3G ultraportátil, puede usarse para conectar un solo portátil a Internet. Todo lo que necesita es una tarjeta SIM de datos, de cualquier operador de red, en cualquier país, tanto de prepago como de contrato mensual.

Los controladores y demás software necesario están preinstalados en el propio router, por lo que para empezar a usarlo solo tiene que conectarlo y realizar un sencillo proceso de configuración. También puede usarse en portátiles Windows y en los MacBook de Apple, ofreciendo un acceso inalámbrico a Internet rápido y sencillo con velocidades de descarga de hasta 7,2 Mb/s.

Pero eso no es todo lo que este ingenioso dispositivo es capaz de hacer. Incluye un gestor de SMS y agenda, que permite crear y editar contactos, formar grupos, así como enviar, responder y reenviar mensajes de texto, todo ello sin necesidad de un teléfono móvil.

Uso como router

Accione el botón situado en un lateral del router para convertirlo de un módem 3G independiente con router WiFi, similar a los que se utilizan para compartir servicios de banda ancha domésticos.

Considérelo una especie de punto de acceso WiFi privado al que puede conectar hasta seis ordenadores portátiles u otros dispositivos inalámbricos para navegar por Internet, enviar y recibir correo electrónico, compartir archivos y mucho más.

Para ello dispone de una interfaz WiFi integrada diseñada para utilizar la más moderna tecnología Wireless N que le permite ofrecer una rápida conectividad inalámbrica. También es compatible con los anteriores estándares 802.11g y 802.11b, lo que significa que prácticamente cualquier dispositivo compatible con WiFi podrá conectarse al pequeño router D-Link. Y sin olvidar la seguridad, gracias a la habitual compatibilidad con cifrado de datos para garantizar que solo puedan conectarse los usuarios con la autorización necesaria.

Necesitará configurar un par de detalles para empezar a trabajar, como la seguridad, pero puede hacerlo desde un navegador web mediante un asistente que le ayudará con las partes más complicadas.

Otra ventaja es que no necesita pilas, engorrosos cables ni un adaptador de corriente independiente, ya que el router USB 3G Mini obtiene toda la energía que necesita a través del conector USB. Ni siquiera necesita un portátil, ya que el router D-Link puede conectarse a un adaptador de corriente USB estándar y usarse por separado para proporcionar conectividad WiFi compartida en una pequeña oficina, en una sala de reuniones o incluso en su coche.

El router USB 3G Mini, un dispositivo muy portátil y asequible, es pequeño por fuera pero está repleto de funciones y permite compartir una conexión móvil 3G de forma muy sencilla.